¡A paseo!

Consejos para hacer entrenamientos cardiovasculares con tu bebé Ahora que mi hijo mayor ya ha empezado el colegio y yo sigo de baja por maternidad, tengo más tiempo para hacer entrenamientos prolongados. Siempre han sido mi asignatura pendiente, a mí me gusta entrenar al mil por mil y hacer lo mismo durante más de una hora suele aburrirme o dejarme exhausta. Pero la baja por maternidad siempre es una buena ocasión para reflexionar y mejorar en todos los ámbitos. Para conseguir una buena base aeróbica de cara a esta nueva etapa deportiva, necesito hacer entrenamientos largos y suaves. Parece fácil porque mis padres, mis suegros y hasta mis cuñadas (¡muchas gracias a todos estos benditos!) están dispuestos a cuidar de la niña por un rato mientras entreno. Aunque frecuentemente la cosa se complica: le doy el pecho a la niña, le quito los gases, la dejo con la familia… y entonces se hace caca. Por no dejar el “marrón” junto con la niña, la cambio antes de salir. El pañal, la ropa y hasta el cochecito, porque las caquitas líquidas de los primeros meses siempre encuentran la manera de mancharlo todo. Sustituyo mi sujetador de lactancia por un buen sujetador deportivo de alto impacto (esto es importante), me calzo las zapatillas y las mallas, ¡y ya estoy lista! A no ser que Daniela regurgite o vuelva a manchar el...

Read More