Por Raúl Notario

A veces la falta de recursos nos deja bloqueados y no sabemos cómo entrenar alguna zona de nuestra musculatura. Ante esto siempre os he dicho que los ejercicios con nuestro propio peso corporal son un recurso casi inagotable de posibilidades y hoy os quiero proponer un giro completo a nuestra rutina.

Con el ejercicio que os presento a continuación (sus dos variantes). Trabajaremos, además del equilibrio, la musculatura de nuestros deltoides (hombros), brazos y la musculatura de la región lumbar, que debe mantenerse activa mientras dure el ejercicio.

Como os he dicho, trabajar la fuerza de nuestra musculatura no implica necesariamente acudir al gimnasio. Además, con la llegada del buen tiempo siempre apetece salir a la calle y entrenar al aire libre.

Si quieres trabajar la musculatura de los deltoides de forma intensa sin necesidad de emplear máquinas ni aparatos, este es tu ejercicio. Si flexionas ligeramente los brazos en esa posición lograrás implicar al tríceps de forma significativa.

Antes de empezar debes buscar un apoyo cómodo y seguro. Primero coloca un pie y ve avanzando con las manos hacia la pared, a continuación eleva el otro pie y sigue avanzando para lograr una posición lo más vertical posible. Recuerda bloquear los hombros para lograr mantener la posición. ¡Ojo! las escápulas (omóplatos) deben estar unidas.

Haz 3 series de 20 segundos para sumar un total de 60 segundos.

Buscando una posición diagonal del cuerpo podemos realizar encogimientos de rodilla que impliquen a los glúteos y también a los abdominales y región lumbar, además, si hacemos que el movimiento de piernas sea rápido y potente sumamos un plus muy interesante a nuestra rutina.

Como siempre, espero que mis consejos os hayan resultado útiles. Os deseo un feliz fin de semana deportivo a tod@s Sportlifer@s.