Autor: santiagosanz

En Perspectiva, ¿hacia dónde avanza el atletismo en silla de ruedas?

Jueves 2 de junio (día 50 de mi gira norteamericana) ¡Me encuentro satisfecho! En este vuelo de Delta que me lleva rumbo a Chicago. De allí y, tras recoger mi nueva silla de competición, embalada apropiadamente para evitar daños, y mi maleta, dirigirme junto con mi primo Fermín al mostrador de facturación de Iberia. Una vez facture todo hasta Alicante, puedo pensar y relajarme, sobre todo lo que ha supuesto esta gira americana. Mínima Olímpica para Rio, consiguiendo la mejor marca mundial en lo que va de temporada (3min 48seg 18cent). Esto representa para mi ganar un pulso, tal...

Read More

Una victoria con sabor agridulce

Sábado 15 de mayo (Día 31 de 50 de mi gira norteamericana) Hoy he tenido una de esas victorias extrañas, en las que necesitas tu momento de reflexión cuando acabas la prueba. Sabía que no iba a ser fácil correr con ruedas de entrenamiento y los neumáticos que iba a utilizar, ya que eran muy pesados, pero prefería la seguridad de no tener un pinchazo, a asumir mucho riesgo, en un circuito, donde si llovía, iba a ser una piscina en la parte final del recorrido. Si a todo eso le sumamos que he puesto resina para la lluvia,...

Read More

“Tras un largo viaje”

(Día 12 de 50 de mi gira norteamericana) Extracto de mi futuro libro. Página 72 ¡Un vuelo más para llegar a Spokane, Washington! Llevo la friolera de treinta horas viajando desde Londres. Ocho horas desde Londres a Chicago, llegar a las siete de la tarde, transportar todo mi material hasta la terminal tres del aeropuerto, donde entre unos bancos he dormido, vigilando todo con un ojo entreabierto (como un perro de presa), para esta mañana a las seis, volver a volar durante cuatro horas hasta Seatle, donde me encuentro ahora, con unos cafés en mi cabeza para aguantar sin dormir hasta esta noche y, dormir como un bebé.   Hay que tener en cuenta que la diferencia horaria es de ocho horas con Londres, así que montaré mi silla de competir, limpiaré el material que quedó pegajoso, con esa resina que usamos cuando llueve (como en el calentamiento de la maratón de Londres) y, me dedicaré a hacer unas coladas y dejar toda mi ropa limpia… Si no me ordeno, no rindo, ni como atleta, ni como persona.   La maratón de Londres me deja un sabor agridulce, y es que, tan solo me separaron treinta y dos segundos del chaval que venció, y digo, agridulce, pues es un circuito bastante llano y es favorable a él, pero si mis piernas no me hubiesen molestado tanto desde el kilómetro...

Read More

Día 8 Todo gira sobre el “Bristish Weather”

Tras la paliza que me dió Miguel (fisioterapeuta malagueño del Maratón de Londres), un ligero rodaje de quince kilómetros y arreglar ayer la rotura que tuvo mi máquina de competir, me siento … ¡RELAJADO! Este año descansar tras Boston ha sido la tónica dominante, así que no he tenido nada de actividad en estos días, solo un largo paseo ayer, por el río Támesis, hasta “Parliament Square”. Mañana un rodaje más rápído y breve, reunión técnica por la tarde, cena y a soñar con un día grande, con una prueba reñida y con hacer disfrutar a mi familia que estará apoyándome en línea de...

Read More

Día 5: Boston-Londres

¿Dolor? Aquí ando tumbado en el sofá del Lobby del Marriott de Boston, esperando a que el transporte llegue en unas horas, para llevarme a mi y a todo mi material (locura de logística), al aeropuerto, para volar esta tarde a Londres. En Londres tengo dos primeras misiones que acomenter: – Encontrar a un soldador que solde la barra que une el guardabarros al cuadro central. – Recuperarme del viaje, de la prueba de ayer y de todo el estrés que genera moverte con tanto material. Estoy contento con mi crono de ayer, pues hizo bastante viento durante toda la prueba, arrastro molestias en mis piernas que desde el kilómetro 30 son bastante severas y, fui solo durante toda la prueba (lo del guardabarros sólo me alarmó en los últimos 8 kilómetros).   Ayer cené con unos amigos, entre ellos estaba James, un atleta con una “diferente condición”, que se pone sus ortesis y puede correr maratones, siendo un ejemplo para todo el gran colectivo que representa ¿Qué supone cruzar la línea de meta en cinco horas? Supone un elemento de concentración y de autoexigencia mucho mayor que el de los atletas que lo hacemos en menos de dos horas.   Hoy he seguido las directrices del nutricionista Asker Jeukendrup, que recomienda un desayuno rico en proteínas y carbohidratos el día posterior a la prueba, así que he ido...

Read More

Categorías