Un futuro muy incierto… en el atletismo en silla de ruedas en España

Los grandes teóricos de la ciencia del entrenamiento, han predecido cl tiempo necesario para convertir a un talento deportivo (depende de la genética y léase a Nicolás Terrados), en un deportista de la élite mundial. El finés Paavo Komi, estima en 7-13 años el trabajo necesario para que los niveles de fuerza sean óptimos. El Sueco Per Olof Astrand afirmó que la mejora del Vo2max se alarga en más de cinco años (cualidad fundamental para disciplinas de 8 a 13 minutos de duración). Los mecanismos de tipo neuromuscular son de una predisposición más genética, un atleta con una economía buena de carrera (factor clave para ser un gran atleta según Robert Chapman, Bengt Saltin, Paavo Komi, …) corre bien desde niño y poco se puede mejorar en aquel que no se desplaza de manera amplia (aplicable al atletismo en silla de ruedas) con un sencillo razonamiento. La economía de brazada a una velocidad “x” > si  < numero de brazadas /min y < si > número de brazadas/min, ajustándose al modelo biomecánico en ciclismo de 80-90 brazadas/min < gasto energético y, por ende, > eficiencia fisiológica. Los tres mejores fondistas en silla de ruedas de la historia tienen un menor número de brazadas que el resto (muy destacable Saul Mendoza), David Weir y Kurt Fearnley. Otros parámetros son más complejos de analizar y, ni siquiera cardíologos de la talla de...

Read More