La sinuosa trayectoria de una temporada

Largo camino el recorrido cubierto, desde que a finales Noviembre comenzara la temporada, con muchos vuelos, competiciones y unos 5500Km de entrenamiento ¡Necesito un respiro!                     ¡ Desconectar! La temporada se alargará hasta comienzos de Noviembre y para seguir entrenando al máximo, necesito recuperar esas ganas de curtir mi piel bajo el abrasante sol de la árida tierra donde vivo. ¿Las expectativas de esta primera parte de la temporada se cumplieron? Sencillamente el listón estaba muy alto y en algunas pruebas como Londres, tuve la sensación de que el cuerpo no estaba en sus mejores condiciones (probablemente el esfuerzo de Boston pasó factura), en cambio la semana siguiente en la “Lilac Bloomsday” no pudo salir un día más soleado. Resulta intrigante como reacciona nuestro organismo con el transcurso de las semanas a las numerosas “palizas” al que lo sometemos. Es momento de reciclar el modelo de trabajo, midiendo  el impacto fisiológico de esas cargas de entrenamiento y, flexibilizando el programa para rendir más en las nuevas citas que me esperan. Deseo correr este próximo 2016 muy rápido en la pista, llegar competitivo a Rio. Se que en cuatro meses será imposible volver a regresar a esos niveles donde bajar de tres minutos cuarenta segundos en los 1500m era una tónica, pero mis esfuerzos están puestos en mi última Olimpiada y,...

Read More