Crónica de un sueño

Era 11 de abril y estaba durmiendo la siesta cuando sonó mi teléfono. El que llamaba era el presidente de la Federación de Triatlón de Castilla y León, Amancio del Castillo, para comunicarme algo por lo que había trabajado durante muchos meses: formaría parte de la selección española en el Campeonato del Mundo de Duatlón de Pontevedra. Algo esperable tras el cuarto puesto en el nacional de Avilés pero no por ello menos ilusionante. Ser internacional iba a significar un premio no sólo para mí, sino también para todos aquellos que, como yo, tratan de disfrutar del deporte mientras...

Read More