¡Qué sería de la vida española sin las tapas! No hay mejor excusa para salir a entrenar los domingos que pensar en hacer hambre y quemar un extra de calorías corriendo o pedaleando con la bicicleta para luego darse una buena ducha y quedar a tomar unas cañas y unas tapas con los amigos, ¿A qué sí?

La Fundación Española de la Nutrición ha publicado una guía “El valor nutricional del aperitivo: las tapas y la cerveza”, donde analiza desde el punto de vista nutricional y científico los aperitivos más típicos españoles.

Son  25 tapas de diferentes regiones geográficas. Desde los tradicionales pinchos de tortilla, patatas bravas, paella,  pan con tomate y jamón, chorizo a la sidra, pulpo a la gallega, gambas al ajillo…mapa-tapas-españa

E incluye también los valores nutricionales de las tapas con cerveza clásica o sin alcohol, para que veas la diferencia.
Valores energéticos de las tapas más tradicionales y más adecuadas para deportistas

Tapa A destacar Tapa Con cerveza Con cerveza sin
Anchoas del Cantábrico Aporta calcio, fósforo y proteínas 128 kcal 195 kcal 145 kcal
Tortilla de patata Proteínas, fósforo, selenio, vitamina B3 y B12 196 kcal 262 kcal 212 kcal
Pulpo a la gallega Proteínas, selenio, fósforo y vitamina B3 138 kcal 204 kcal 154 kcal
Patatas bravas
Paella Proteínas, selenio, hierro y vitaminas B3 y C 220 kcal 286 kcal 236 kcal
Pan con tomate y jamón Proteínas, selenio, fósforo, vitamina B1 266 kcal 332 kcal 282 kcal
Patatas bravas Potasio y vitamina B6 190 kcal 256 kcal 206 kcal
Gambas al ajillo Proteínas, yodo y vitaminas B3 y B12 135 kcal 201 kcal 151 kcal

Como se puede ver en la tabla, una tapa no suele tener muchas calorías, es la suma de las tapas lo que empieza a ponernos lastre, junto a la cerveza, con la cerveza sin alcohol se reducen unas 5o kilocalorías.

Para no aguar la fiesta a nadie, las tapas por si mismas son una comida, con 3-4 tapas ya podemos llegar a sumar más de 500 calorías, por eso es importante hacer ejercicio antes o después del tapeo, y escoger comer de tapas, evitando comer después.

La mala costumbre española es tapear a eso de las 12h, no en uno si no en varios bares, y llegar a la comida con la tripa llena y la alegría de varias cervezas, y ¡ala! a comer la paella familiar en casa de los abuelos, con vino y postre incluido.

Un consejo: Evita comer pan con las tapas. No sólo por no añadir más calorías en forma de carbohidratos a tu tapeo. También porque puedes tener la tentación de mojar la salsita, o de comer más pan que tapas esperando a que te pongan la siguiente ración.

Mi lema es: ‘si tapeas, no comes’

La realidad es que comiendo 4-5 tapas, ya has comido más que suficiente. Para mi las tapas cuentan como ‘comida trampa o cheat meal‘, ese momento de capricho que compensa el resto de días comiendo sano y haciendo ejercicio durante la semana.

Vamos, que yo al menos con una sesión de tapas a la semana, soy feliz, pero no me relajo, aunque haya entrenado bien ese día. Quizás porque me conozco, y sé que si no cuido lo que como, acumulo grasa fácilmente… sí,  por más que entreno, y entreno, hay tapas que no se queman en mi contador de calorías.

105764561-tapas-españa

¿Necesitas una excusa para unas tapas? Pues el 16 de junio se celebra el Día Internacional de las Tapas, como os comentaba en el post del año pasado por estas fechas en el que hablaba de las tapas más ligeras de la gastronomía española. Así pues ¡Felices Tapas!

Y para los chefs de la casa, os dejo este vídeo de Paco Roncero de Sport Cooking, que como buen cocinero, maratoniano y triatleta, prepara unas tapas de alta cocina impresionantes, ¡todo un reto!