¿Cuidas tu piel? Seguro que sí, utilizar una crema hidratante o un protector solar cada mañana ya forma parte de la rutina de limpieza y cuidado personal de hombres y mujeres. Pero pocas veces pensamos en qué también al comer podemos cuidar nuestra piel, como mucho, pensamos en beber agua para mantenernos hidratados por dentro y por fuera, como contestan la mayoría de las modelos y actrices cuando las preguntan por un consejo para mantener su piel joven y bien cuidada.

Lo que comemos cada día, también influye en nuestra piel, y seguro que lo has notado alguna vez, si has pasado una etapa de tu vida alimentándote mal por ignorancia, estrés u otros motivos personales que te han alejado de la buena alimentación durante un tiempo. En poco tiempo, la piel y los órganos anejos como cabello y uñas, pierden su brillo, flexibilidad y buena apariencia y no se recuperan hasta que volvemos a comer sano o tomamos suplementos de vitaminas y minerales específicos.

La piel es el mayor órgano del cuerpo, con un peso medio de 5 kilos, ocupa 2 m² aproximadamente de nuestro cuerpo, con un espesor de 0,5 mm (en los párpados) a 4 mm (en el talón).

"Medical student sitting behind a desk, looking at an enlarged model of human skin with acne. White background."

Es una barrera protectora que nos aísla y protege de los agentes exteriores, desde los rayos de sol, a al frío o calor, el viento, la humedad o la sequedad, etc. Además de servir como base al sentido del tacto que nos informa de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Los seres humanos apenas tenemos pelo para protegernos como otros primates, por lo que nuestra piel está más expuesta al medio, algo que en principio puede ser una debilidad, porque estamos más desprotegidos de los agentes dañinos como el sol, también es básico para los seres humanos para comunicarnos, basta ver la cantidad de expresiones faciales que tenemos y que son base del lenguaje no verbal entre humanos. En definitiva, la piel es un órgano muy importante para los seres humanos, y mantenerla sana y joven no es algo superficial y una cuestión de belleza para personas presumidas, es una cuestión de salud.

 

La dieta mediterránea es una de las mejores para cuidar nuestra piel, al fin y al cabo se desarrollo en el Mediterráneo, bajo un sol brillante y una huerta muy variada, llena de alimentos protectores para la piel, ricos  vitaminas y minerales antioxidantes y fitosustancias protectoras de todo tipo, que actúan a varios niveles, unos protegen y preparan la piel antes de tomar el sol como los betacarotenos de los alimentos anaranjados como las zanahorias, otros actúan bloqueando los radicales libres como, y otros hidratan y nutren la piel como la vitamina E de los aceites vegetales, por dentro y por fuera.

Aquí os dejo una lista de 10 alimentos que ayudan a proteger y cuidar la piel:

almendrasLa Unidad de Gestión Clínica de Dermatología Médico-Quirúrgica del hospital Virgen Macarena de Sevilla ofrece una serie de consejos para evitar el cáncer de piel1. Almendras: Las almendras son frutos secos con un alto contenido en vitamina E, un potente bloqueador solar. En un estudio con voluntarios, los que consumieron 14 mg de esta vitamina al día (aproximadamente 20 almendras) presentaron menos quemaduras solares después de la exposición a luz UV que los que tomaron nada. La vitamina E actúa como antioxidante y ayuda a proteger las células de la piel de la luz ultravioleta y otros factores ambientales que generan radicales libres que dañan las células. Las almendras crudas y sin tostar ni salar son las que más vitamina E aportan a tu piel.

zanahorias2. Zanahorias: No son sólo buenas para los ojos, por su alto contenido en betacaroteno, precursor de la vitamina A también ayudan a prevenir la sobreproducción de células en la capa externa de la piel, que hace que las células muertas y la grasa se unan y obstruyan los poros. Otra razón para picar zanahorias es que la vitamina A también disminuye el desarrollo del cáncer de células de piel. Procura tomar al menos 1 zanahoria al día.

3. Chocolate Negro: Al contrario de lo que siempre se ha pensado, el chocolate negro es bueno para la piel. Por su alto contenido en grasa vegetal del cacao y flavonoides antioxidantes, el chocolate negro amargo, de más del 80%, ayuda a hidratar la piel y protege contra el daño solar. En un estudio publicado en el Journal of Nutrition , las mujeres que bebieron cacao enriquecido con 326 miligramos de flavonoides presentaban una mejor textura de la piel y una mayor resistencia a los rayos UV que aquellas que bebieron cacao sin enriquecer, que contiene sólo una pequeña cantidad de los antioxidantes. Para asegurarte tu dosis de flavonoides, tan sólo necesitas dos o tres onzas de chocolate negro al día, no te pases o ganarás peso.

aceite-de-oliva4. Aceite de oliva virgen extra: El zumo de la aceituna es rico en ácidos grasos monoinsaturados, especialmente en ácido oleico, uno de los mejores hidratantes para piel y cabello, tanto en uso externo como interno. Ya nuestras bisabuelas se aplicaban mascarillas de aceite en el cabello, las manos y la cara para mantener la piel tersa e hidratada, además de utilizarlo como aliño y para cocinar. Es importante comprar siempre aceite de oliva virgen extra o AOVE, es el más natural y esta obtenido de forma natural, sólo por presión y sin añadir elementos químicos, con lo que preserva todas sus propiedades, tanto para uso interno como externo. Si te molesta el olor ácido o fuerte del aceite de oliva, puedes añadir y dejar macerar unas semanas algunas plantas o especias o unas gotas de aceites esenciales que te agraden como orégano, clavos de olor, lavanda, tomillo, canela, etc.

5. Té verde: Una bebida rica en antioxidantes, conocidas como catequinas, con efectos antiinflamatorios y parece que también actúan como anticancerígenos que te ayudan a prevenir el cáncer de piel. En un estudio de 2007 del The Journal of Nutritional Biochemistry encontraron que beber de 2 a 6 tazas de té verde al día, no sólo ayuda a prevenir el cáncer de piel, también puede revertir los daños producidos por el sol daños al neutralizar los cambios que aparecen en la piel expuesta. Es importante beber el té caliente pues a medida que se enfría pierden potencia los antioxidantes.aceite de coco

6. Aceite de coco virgen extra: De alto contenido en ácidos grasos de cadena media, se puede utilizar como manteca sólida en postres y recetas, en aceite líquido para aliñar y hacer salsas y también se puede aplicar directamente sobre la piel como crema hidratante para las personas que tienen pieles secas, atópicas, descamadas y muy reactivas y sensibles. Mantiene las paredes celulares flexibles, permitiendo que el agua penetre mejor en la piel. Los científicos han descubierto que este aceite puede ayudar a las personas que sufren problemas graves como eccemas.

7. Espinacas: Sus hojas verdes son ricas en ácido fólico y además aportan fibra, vitaminas y minerales. En un estudio publicado en el International Journal of Cancer, las personas que comieron más hojas verdes presentaban la mitad de tumores de piel que los que comían menos. Se cree que el ácido fólico de estas verduras puede ayudar a reparar y mantener el ADN, parece que refuerza la capacidad de las células para renovarse, lo que reduce la probabilidad de crecimiento de células cancerosas. Procura tomar las espinacas crudas en ensaladas para evitar la pérdida de vitaminas y minerales con el calor.

8. Naranjas: De la huerta valenciana nos llegan estos cítricos que deben su color naranja a la presencia de los betacarotenos antioxidantes para tu piel, que junto a su alto contenido en vitamina C, hacen de naranjas y mandarinas un cítrico muy apropiado para cuidar la piel y ayudar a la producción de colágeno y que ayuda a reducir las arrugas. Un estudio reciente en The American Journal of Clinical Nutrition encontró que las personas que consumieron cerca de 4 mg de vitamina C al día durante 3 años, redujeron la aparición de arrugas en un 11%.  Es imporante tomar las naranjas con la pulpa blanca rica también en flavonoides, por eso es mejor tomarlas naturales que en zumo, y si decides hacer zumo, puedes añadir la piel naranja al extractor para no perder los betacarotenos.

tomate9. Tomates: Contienen un betacaroteno conocido como licopeno, responsable de que los tomates sean rojos, y de sus propiedades saludables, pues ayuda a eliminar el envejecimiento de la piel provocado por los radicales libres que se producen al exponerse a los rayos ultravioleta. El licopeno se activa por el calor, por lo que además de tomar tomates crudos para ensaladas y guarniciones, procura tomar cada día salsa de tomate natural. También puedes aplicar la pulpa de tomate fresca directamente sobre la piel quemada por el sol como una mascarilla aftersun.

salmon-iStock_000003921666_Large10. Salmón: La comida de los amantes de este pescado no sólo tienen un corazón joven por el contenido en ácidos grasos omega-3, y en la revista British Journal of Nutrition se encontró que los participantes de un estudio que tomaron algo más de dos gramos (aproximadamente la mitad de una cucharilla) de omega-3 durante 6 semanas experimentaron significativamente menos irritación y enrojecimiento, y una piel más hidratada. Parece que este tipo de grasas puede disminuir la inflamación e irritación y atraer agua a las células de la piel para rellenar la piel y reducir las arrugas. El salmón también te ayuda a presumir de piel bonita y elástica por su contenido en colágeno, proteínas y selenio, un trío que ayuda a preservar la elastina, una proteína que mantiene la piel suave y firme.

Por el Día Mundial del Melanoma, un tipo de cáncer de piel, conviene recordar que uno de los mayores enemigos de la piel es el sol, los rayos UV pueden provocar cambios en el ADN de las células que pueden alterar el genoma de las células epiteliales y ser el origen del cáncer de piel. La mejor forma de prevenir el melanoma es protegerse del sol, evitando exponer la piel muchas hora a los rayos UV, protegiéndose con cremas con factor de protección solar alto y utilizando gorras, gafas de sol y ropa que sirva de barrera de protección contra el sol.

Aquí os dejos un vídeo con consejos para prevenir el cáncer de piel de La Unidad de Gestión Clínica de Dermatología Médico-Quirúrgica del hospital Virgen Macarena de Sevilla.