¿Cuántos números de teléfonos de familiares o amigos tienes memorizados? Cuando yo era pequeño me sabía el de mi casa, el de la casa de mis tíos, de mis 3-4 mejores amigos y el de una vecina de mis padres. ¿Y ahora?

Realmente el músculo funciona como un músculo,  por lo que para mantenerse en forma es necesario ejercitarlo durante toda la vida. Gracias a un “entrenamiento” mental pueden mejorar nuestras capacidades cognitivas e incluso se podría retrasar la aparición de algunas enfermedades.
El cerebro es un órgano que pesa aproximadamente 1,5 kilos, y para su funcionamiento correcto precisa de un gran consumo energético. Aproximadamente necesita el 20% de la energía que precisa el cuerpo humano. Según los neurólogos, 10 millones de neuronas del cerebro podrían almacenar 20 millones de libros de 500 páginas.

Hasta hace poco pensábamos que no teníamos capacidad de crear nuevas neuronas, pero las últimas publicaciones hacen referencia que aproximadamente un tercio de nuestras neuronas se van regenerando a lo largo de nuestra vida. Por otro lado, el cerebro humano posee una gran capacidad de adaptación y puede establecer nuevas conexiones neuronales, esta capacidad se le conoce como neuroplasticidad.

Recientes estudios sugieren que realizando sencillos ejercicios mentales podemos mantener un órgano activo y desarrollar capacidades cerebrales. Algunas marcas de videojuegos como Nintendo, han desarrollado juegos que estimulan nuestro cerebro (Brain Training)

cerebro-completo

Gracias a la tecnología se ha podido observar que la actividad física ayuda a generar nuevas células en el hipocampo y mejorar el rendimiento en otras zonas, como la corteza prefontal, donde radican tareas como el raciocinio, la conciencia y la toma de decisiones. La liberación de las endorfinas como resultado de la actividad física interactúa con receptores cerebrales y aporta una sensación de bienestar y de confianza en nuestras posibilidades. También aumenta la producción de otra sustancia que se llama irisina, con capacidad protectora sobre nuestras células cerebrales. Este mecanismo incrementa la supervivencia de las neuronas y activan los genes relacionados con el aprendizaje y la memoria.

¿Cómo mantener un cerebro sano? Manteniendo una actividad física moderada y mantener una alimentación saludable son los pilares fundamentales y para aquellos que tienen una enfermedad crónica es muy importante tener bien controlada dicha enfermedad.