La primera bici que recuerdo, fue una BH blanca, que según me contó mi padre (gran aficionado al ciclismo, pero no practicante) la compró en Toledo en la tienda de un tal Federico Martín Bahamontes. Con ella hice diabluras de pequeño. La segunda bici, claro, BH, fue una bicicross verde, que mi tía y abuelos me compraron conjuntamente por mi comunión. Ambas las he tenido hasta hace muy poco.

La tercera bici fue una bici de carretera, costó 13 mil pesetas, casi lo que tenía ahorrado y tenía 13 años. Empecé a montar sólo y en verano, un día cualquiera entre semana me iba a Navacerrada y volvía y en las vacaciones en Segovia, me hacía una media de 60 km diarios por las Hoces del Duratón. Finalmente y tras cobrar mi primer sueldo trabajando como socorrista, me compré una bici de 75.000 pesetas. Con esta bici es con la que entreno en el rodillo hoy en día. Tiene más de 30 años y no sé los km que tendrá. Durante dos años monté con el Club Deportivo Ciclista Pueblo Nuevo.SONY DSC

Hace un año que volví a apuntarme al club de mi adolescencia con la intención de entrenar la bici para los triatlones. El caso es que cada vez hago menos triatlones y monto más en bici.

He competido en muchas carreras populares como runners, realizando la Maratón de Madrid, un montón de medias maratones y un sinfín de carreras de 10 km. También en triatlones de todo tipo hasta de media distancia, pero ahora casi me centro más en la bici y un poco de carrera.

Como entrenamiento, intento salir con mi familia a rodar unas dos horitas en bici. Ir con mi mujer y mis dos hijas de 21 y 11 años de edad, me reporta una satisfacción que no me lo da ningún puerto, ni serie, ni …

En el 2015 he comenzado a competir en bici con sensaciones muy positivas.

Ahora hay que sumar retos y seguir superándose a uno mismo. Siempre al entrenar y al competir voy con los mismos objetivos, estar sano o más sano y disfrutar con lo que hago en cada momento y por eso sigo montando en bici, corriendo …