Mizuno es una marca en plena ebullición tecnológica. Desde hace tres años se ha venido actualizándose a pasos agigantados pues, a decir verdad también, se había quedado muy atrás respecto a sus rivales. Era un retraso incompresible porque nadie duda de la capacidad de la marca nipona para mover ficha cuanto y cuando quieran pero era una cuestión más de principios que de incapacidad. Al sabido conservadurismo nipón se une la tradición haciendo zapatillas al estilo japonés que choca con el occidental. Ellos son de zapatillas muy livianas y reactivas mientras por aquí las preferimos más mullidas. Aun con este choque lógicamente hay quien a este lado del mundo le había encontrado el gustillo a ese tacto seco y reactivo y eran los mismos que estaban mirando con recelo estos cambios. La Sayonara se presenta como seguramente el último “dragón” de la marca nipona.

sayo1

MIXTA CON ADN MIZUNO

La Wave Sayonara es quizás la zapatilla más fácil de encuadrar del mercado. Responde fielmente a la definición de zapatilla mixta y dentro de su marca sabes dónde ubicarla. Por debajo tiene la Hitogami como zapatilla de competición y por arriba la Rider de entrenamiento. En cuanto a comportamiento igualmente fácilmente verás que sin llegar a tener la pegada de una Hitogami es más rápida que una Rider, que siendo más liviana que la de entrenamiento tiene más estructura que la Hitogami y así un largo etcétera que no dejará lugar a dudas. Si me las probara con los ojos tapado sabría que estoy probando una mixta y sabría que es Mizuno.

 

POCOS CAMBIOS PERO SIGNIFICATIVOS

Con respecto a la versión tercera los cambios han sido pocos ya que la suela y media suela siguen intactas. Seguimos teniendo una suela muy bien armada, de tacto firme y muy resistente al desgaste. En la media suela se reparten el juego entre el U4ic que es la base, la placa Wave del talón y la pequeña inserción de Sr Touch también en el talón que va entre ambas. El tacto del conjunto también es firme y muy reactivo. Donde sí hay cambios es en el upper que recoge las quejas de algunos usuarios que lo encontraban demasiado suelto. Ahora está más reforzado, sobre todo en la parte del antepie y ello cambia por completo el comportamiento de la Sayonara. Sin embargo el peso de la zapatilla sigue contenido en 250 gramos dado que también el upper ha esquivado la ganancia de peso de los refuerzos con un nuevo tejido más liviano.

sayo4

 

EN MARCHA

Por si no sabes lo que es una Mizuno de las de antes pruébate ésta. Tacto firme, muy estable y una zapatilla que enseguida te pide ritmos altos. Aunque tiene una amortiguación más que decente no es muy amiga de los rodajes tranquilos y largos e incluso con el asfalto no hace sus mejores amistades. Es en tierra y a ritmos altos donde es terriblemente efectiva. Allí nada se le escapa y es muy capaz de moverse mejor incluso que zapatillas de competición pura. El agarre es asombroso y la estabilidad brilla ayudada por el perfil bajo y la fuerte sujeción del upper al pie. La flexibilidad está algo sacrificada para buscar mayor reactividad pero yo la calificaría como la justa y necesaria pues nunca te deja demasiado machacado.

En definitiva y haciendo un símil automovilístico la Mizuno Wave Sayonara 4 es un deportivo de la vieja escuela, sin ayudas a la conducción pero que en pies expertos da sensaciones que ya parecen enterradas en el baúl de los recuerdos del resto de marcas. Es una zapatilla para viejos rockeros.

PVP: 125 €

PESO: 250 GRAMOS

 

OK:

  • Sujeción del pie contundente.
  • Gran respuesta a velocidades altas
  • Durabilidad de la suela

K.O:

1- Tacto muy tosco

2- Felixibilidad algo más limitada de la cuenta.

 

 

Por Fernando Chacón, gerente de Emotion Running Sevilla (www.emotionrunning.com)