Es sin duda lo de hacer zapatillas de entrenamiento ligeras la asignatura pendiente de Asics desde hace mucho tiempo pero parece que con el nuevo compuesto Flytefoam la marca nipona se ha envalentonado.         La Dynaflyte es toda una declaración de intenciones donde vemos una clara herencia de ese experimento nunca probado, todo hay que decirlo, que ha sido la Meta Run. Es por tanto una zapatilla muy interesante para saber si Asics por fin ha vencido a sus demonios o tienes cuentas en su haber.

asics-dynaflyte-womens-1

 

 ADIOS GEL, HOLA FLYTEFOAM

Aunque en modelos mayor amortiguación como la Kayano van a convivir el sempiterno Gel y el Flytefoam lo cierto y verdad es que el primero va a ir perdido protagonismo en pos del segundo. Desde luego era hora porque aparte de los muchos años que llevaba iba evidenciando ciertas carencias que otras marcas han superado con creces. Una de esas carencias era el rebote y es eso precisamente lo que Flytefoam trata de mejorar. Se trata de compuesto a base de fibras entrelazadas que optimiza la devolución de la energía y que tiene un tacto muy suave.

 

LA DYNAFLYTE

Nuestro nuevo modelo se sitúa como una zapatilla de entrenamiento más ligera que la Cumulus y algo más lenta que la Ds Trainer. Tecnologicamente va por encima de ambas al incorporar gran parte de las innovaciones de la marca. Parte por parte esto es lo que ofrece:

 

Suela: Presenta un diseño básico pero fiable. Como es tradición la goma AHAR está en las zonas de mayor dureza y un surco central (IGS) hace de guía de la pisada.  El grip es cortito, es una suela blanda y con poco dibujo, pero aun así su durabilidad es correcta y sobre todo el tacto suave. La razón de ser de esta suela es sin duda no lastrar al conjunto.

dyna3

 

Media suela: Total y absoluto protagonismo para el Flytefoam que con un grosor de 25×18 se basta para darnos una buena amortiguación que destaca por su suavidad y confort. Frente a otros compuestos de la marca sobre todo es más elástica lo que hace que la sintamos más continua.

Upper: Cuanto menos es llamativo. Es rugoso por fuera, por supuesto sin costuras y casi también sin refuerzos. Sorprende lógicamente por su suavidad, era de esperar, pero todavía más inesperado es que sujete tan bien. Tiene un collar muy acertado tanto en altura como en agarre y me gusta también la disposición de las ojeteras que nos permite atarlas a la carta.

 dyna2

 

EN MARCHA

Sobre los pies con tanta comodidad y con los antecedentes de la marca desde luego hay dudas sobre la capacidad de las Dynaflyte para responder a las expectativas. Comenzamos el rodaje a un ritmo bajo-medio y se muestran muy seguras. Es muy agradable en todos los sentidos, suave con el suelo, suave con el pie y con una estabilidad más que correcta. A ritmo medio se sigue moviendo con soltura pero cuando apretamos de verdad le falta pegada. Desde luego comparada con la Cumulus corre mucho más pero es llegado a este punto donde sus exquisitas formas se pagan. La gran flexibilidad hace difícil la impulsión, el tacto blando no ayuda y la horma plana que es la sospechosa de tanta estabilidad aquí también lo es de la baja reactividad. Huelga decir que un servidor es amante de zapatillas con muy mala leche y que seguramente para corredores de entre 3.45-4.15 sea más que suficiente con esta zapatilla que desde luego tiene una transición fácil desde las de entrenamiento.

 

En resumen recomendaría la Asics Dynaflyte a corredores neutros o con plantillas que busquen una zapatilla ligera para sus entrenos diarios si su peso es inferior a 70 kgs o, de competición para larga distancia en pesos mayores (no más de 85 kgs) y que busquen sensaciones de zapatilla de entrenamiento pese a su ligereza.

 

Peso: 269 gramos

Pvp: 160 €

 

OK:

1/ Tacto muy suave

2/ Ajuste muy logrado

 

K.O:

1/ Respuesta algo más baja de los esperada

2/ Precio elevado con respecto a la competencia.

 

Por Fernando Chacón. Gerente de www.emotionrunning.com