Por Lourdes Torres

Este fin de semana he participado en la marcha cicloturista de Terra de Remences. Una marcha que tiene salida en Sant Esteve D´En Bas con dos recorridos. Un primer recorrido de 95 km y una segunda opción de recorrido de 175 km.

He de decir que es francamente espectacular, pasa por Olot, La Vall de Bianya, Capsacosta , Ripoll, Coll de Canes, vuelves a Olot hasta llegar de nuevo a Sant Esteve D´En Bas, por unas carreteritas que parece que estés en una película de lo bonitas que son. Dos puertos y 1100 m de desnivel.

Tengo en mi recuerdo esta marcha como difícil ya que siempre había sufrido bastante a pesar de estar entrenada o estar entrenando para algún medio Ironman. Yo diría que he participado en tres o cuatro ocasiones.

Los primeros 20 km son llanos, con un poco de bajada hasta llegar al inicio del primer puerto “Capsacosta”, es perfecto porque puedes calentar. Aunque la realidad es que vas muy por encima de lo que es un calentamiento previo al puerto que nos esperaba. El pelotón te lleva y no puedes disminuir la velocidad. Disfruté mucho de este inicio, aunque no había dormido apenas. La casa rural donde nos hospedamos tenía una cama “indecente” hacía tanto ruido al más mínimo movimiento que no dormimos solo de pensar que si nos movíamos nos despertábamos, toda la noche pendiente de no movernos. Un desastre.

En esta ocasión fui con Curris (mi marido), mi hijo Voba y Neus, compañera de club. Nos inscribimos a la marcha corta de 95 km.

Escenario espectacular en Terra de RemensesLlevo ya dos años y medio largos entrenando con el método de Phil. He pasado por muchos cambios de hábitos y rutinas. Desde enero he acumulado solo 600 km de bici, no es una preparación con cara y ojos para ir a la línea de salida de una prueba como la de ayer. Pero ahora tengo el “focus” en otros menesteres que requieren de mi concentración y no estoy muy entregada a los entrenos. Sí es verdad que no he dejado de entrenar, de ir en bici, nadar y correr pero todo por el simple hecho de disfrutar de hacer deporte sin tener ninguna prueba marcada en el calendario.

La cuestión es que de los cuatro que íbamos, los resultados de cada uno fueron en grandes líneas muy diferentes. Curris y yo llevábamos exactamente el mismo entreno. Salidas los domingos de pocos kilómetros, Neus, lo mismo y Voba había hecho dos entrenos. Dos salidas en btt y una larga con sus primos de 95 km.

Voba, tiene 17 años, la juventud es la juventud y llegó en perfecto estado con un tiempo de 3h30. Curris y Neus tuvieron otro cantar. No fue su día, está claro. Curris se equivocó en la estrategia, quiso mantenerse en un pelotón que iba muy fuerte y en el km 50 se quedó desfondado en tierra de nadie, solo, el pelotón se le fue, le pasaron según él todos los participantes hasta llegar a meta con un tiempo de 4h17.

Neus tampoco tuvo un buen día. Eso siempre puede pasar. Tuvo la visita del señor del mazo que le pasó factura de mala manera. Yo me quedé con ella para acompañarla y animarla en los kilómetros que quedaban hasta meta.

Lo que llama la atención y para mí es definitivo, es que los cuatro íbamos con poco entreno, eso está claro. Pero los estados de salud reflejaron nuestra fuerza y resistencia. ¿A qué me refiero? No tengo la menor duda que Curris come con lo que tradicionalmente se entiende como “sano”, al igual que Neus, pero que se aleja de una alimentación realmente saludable. Llegaron tocados, cansados y habiendo sufrido mucho.

Yo me alimento bajo el método de Phil ya hace mucho tiempo, entreno sin pasarme de mis pulsaciones. Entreno todo a 137 pulsaciones y algún día hago que me suban las pulsaciones en natación que es donde menos suben. La suma de haber creado una buena base aeróbica me ha hecho resistente y fuerte, fuerte de verdad. Si sumamos, los ejercicios que voy haciendo de piernas, las famosas sentadillas que parecen que no sean nada, 12 al día, que en realidad se convierten en muchas sentadillas acumuladas, lo mismo con ejercicios de brazos, tipo levantar una barra con peso, más alguna flexión, han hecho que mis músculos estén muy fuertes y no estén débiles.

Recordemos que no hago estiramientos desde que estoy con el método de Phil, “hacer estiramientos debilita al músculo y lo que queremos es que los músculos estén fuertes” palabras de Phil en una de nuestras conversaciones, de allí que haga un calentamiento de 30 minutos antes de empezar los entrenos y un enfriamiento de 15 minutos después del entreno.

¿Cómo me sentí ayer? Conozco muy bien el recorrido, estoy bastante alucinada. En el 2013 hice un tiempo de 4h30, ayer 4h44, paramos un total de 28 minutos para que Neus se fuera recuperando de la pájara que tuvo. Esta suma y resta significa que si le quitamos los 28 minutos que estuvimos paradas nos quedaría un tiempo de 4h17.

Los tiempos son los tiempos, sí, habría bajado 13 minutos de la última participación, pero para mí la clara diferencia es el estado en el que llegamos a meta. Ellos estaban agotados, yo no, puedo decir que hice los 95 km sin pestañar, aunque suene un poco vacilón, es verdad, ni yo misma me creía verme en el estado en el que llegué. Estaba perfecta, sin dolor alguno y sin cansancio. Hoy es lunes, no tengo ni sombra de haber hecho ayer los 95 km en mis músculos.

Me reafirmo, el método de Phil te vuelve en una persona saludable, fuerte y resistente.