Reconozco que tenía un poco de pereza, sí, me daba pereza pensar que había una posibilidad elevada de que nos lloviera. Ya nos había pasado en la última media maratón que corrimos juntas Yolanda y yo en Madrid el 23 de octubre del año pasado. Y la verdad, si hubiese sido un reto en donde has puesto toda tu ilusión, tu tiempo en los entrenos específicos, en preparar tu mente para aquel día, no dudaría ni un instante en saltar de la cama para plantarme en la línea de salida, ya sea con lluvia, truenos o relámpagos. Pero, no era el caso, el caso es que nos habíamos apuntado a la media casi por tradición y para que Yola entrenara para su maratón de Boston que la tiene a la vuelta de la esquina, aprovechando que había venido a compartir conmigo escenario en nuestro primer evento de HeroBars “Salted&Beers” que celebramos el jueves. Un evento en el que hablamos de Ironman, de la Titan Desert, de entrenos, de qué comemos y como nos nutrimos para afrontar estas distancias.

Salted&Beers

Desde aquí, quiero agradecerte Yola tu entusiasmo con HeroBars, con el deporte y con la nutrición saludable. También nos acompañaron Mónica Batán y Ana Pérez de Mundo Cooperante. Un millón de gracias por haber venido J

Hablando ayer con Ester Galindo y contándole como me había ido en la media maratón llegué a un punto. Creo que es importante saber cual es nuestro punto, dónde y cómo nos queremos enfocar. ¿Qué significa esto? Para mí, a estas alturas de mi vida, 49 años, el punto es sin duda, procurar que cada día sea lo mejorcito posible, no lesionarme porque me frustraría mucho tener que hacer un parón para recuperar la lesión adecuadamente y poder seguir disfrutando del deporte.

Lo que se dice preparar la media maratón de Barcelona, no la preparé. Estoy volcada en HeroBars, el foco del día a día está en la creación de barritas energéticas saludables, siguiendo la línea de Phil en la nutrición y esto me apasiona.  Pero no quiero dejar de participar en carreras, triatlones, marchas cicloturistas etc.

El promedio de entreno está en cinco horas semanales aproximadamente, alguna semana más, alguna menos. Sigo con las famosas 12 sentadillas y poca cosa más. Bueno sí, he eliminado por completo los alimentos procesados. Estas horas de entreno están repartidas de la siguiente manera, dos horas de natación, una o dos  salidas de carrera distribuidas en 30 minutos de caminata para calentar, 60 minutos de run, a 137 pulsaciones y un día de bicicleta, en horario de la tercera edad, salgo a las 11;00 de la mañana y vuelvo a las 13:00. Siempre hay uno de estos días que falla por cualquier circunstancia y de allí que esté en este promedio de cinco horas semanales. Antes de la media maratón

Os cuento esto, porque la última media maratón en Madrid fue un poco desastre, desastre como la corrí y como la viví. Un resultado lejos del deseado, de sensaciones, de tiempo, de cómo la enfoqué etc. El domingo pasado, pensé que estaría bien intentar mantener un ritmo. Que siempre fuera el mismo. Los primeros 10 km fuimos juntas Yolanda y yo acompañadas de David e íbamos chino chano. En el km 10, ellos siguieron a un ritmo más elevado y desaparecieron de mi vista.

Recuero sentirme bien, disfrutar, pude encontrar ese punto en el que vas en armonía, sentí y pensé que el método de Phil te empodera, si estas fuerte y saludable, lo tienes todo y aunque mi entreno se haya reducido a cinco horas semanales, no había parte del cuerpo que me notara, todo estaba perfecto, ni rastro de no haber entrenado esta prueba específicamente. Estaba contenta, cuando estás bien y corres, entras en una especie de mantra, solo te reconoces a ti mismo, todos los corredores que van a tu lado no existen, no los ves, no los oyes, no te distraen de ese momento tan personal que es correr tu propia carrera, corres y te sientes bien, sin sufrir, solo disfrutando. Encontrar la unión de cuerpo y mente es fantástico, difícil pero cuando lo consigues podría correr muchos km sin pensar en nada. Para mí es un máximo, sí lo reconozco, no me gusta sufrir y el domingo disfruté mucho la carrera.

Llegada media maratón

Ahora que empezaremos a dejar el invierno atrás, quiero entrenar más. Esta mañana me he inscrito a una marcha cicloturista que se celebrará en mayo y  es la excusa perfecta para ponerme un poco más seria con el entreno.

Soy muy fan del método de Phil, me encanta.