Lo confieso, no como pescado, por muchas razones. La principal es que el pescado de hoy en día o es “normalmente” de piscifactoría con sabor a hueso de pollo triturado o está teñido como el salmón o contaminado y en casa no es muy bien recibido. Con lo cual, poco pescado va a la cazuela en casa.

Phil siempre me subrayó  la importancia de suplementarme con Omega-3 ya que los ácidos grasos esenciales no son sintetizados por nuestro organismo y debía incorporarlos con complementos alimenticios.

Hace una semana laboratorios Ferrer organizó en colaboración con los gimnasios DIR un evento divulgativo del OM3GAFORT SPORT en el que el doctor especialista en medicina deportiva, colaborador del servicio médico del F.C. Barcelona y empleado del Centro de Alto rendimiento de Sant Cugat, Franchek Drobnic, y el doctor José Francisco Albaladejo del departamento médico de Laboratorios Ferrer y experto en Omegas-3 y su óptima utilización en la practica deportiva, nos explicaron los puntos clave de este suplemento.

• Existen los ácidos grasos insaturados (poliinsaturados o monoinsaturados) que aportan beneficios saludables al organismos y los saturados que si se consumen en exceso aumentan el colesterol y perjudican al sistema cardiovascular.

•  Los ácidos grasos poliinsaturados, que se clasifican en Omega-3 y Omega-6 están presentes principalmente en los vegetales y en el pescado azul.

• Los ácidos grasos omega-3 no son todos iguales. Existen los de cadena corta derivados de las plantas y vegetales y los de cadena larga procedentes del aceite de pescado, krill y algas.

• La principal y mejor fuente  para obtener el omega-3 es el aceite de pescado según la American Heart Association y la GOED, especialistas en omega 3 para el EPA y el DHA.

Los omegas-3 de cadena larga más importantes son el EPA y el DHA, ambos en concentración y cantidad suficiente, tienen una evidencia científica en la mejora de la recuperación y en el rendimiento del deporte.

• El EPA tiene propiedades antiinflamatorias, reduce el dolor muscular, mejora el rendimiento y disminuye el tiempo de recuperación de las lesiones,

El DHA ayuda a lograr mayor concentración y actúa de forma beneficiosa sobre el estado de ánimo.

• Una mayor concentración de EPA y DHA en los complementos alimenticios, se asocia a una mayor absorción y biodisponibilidad, comportando mayor eficacia.

• A la hora de comprar un complemento alimenticio en cápsula en base a omega-3 img_1897debe tenerse en cuenta la procedencia y calidad del aceite del pescado. (mejor la anchoveta del Océano Pacífico que el atún por sus bajos niveles de contaminación y la concentración del omega-3 en cada cápsula, las de alta concentración alcanzan el 85%

Llevo una semana tomando este suplemento, lo he cambiado por el que tomaba habitualmente, dejé de tomarlo  porque las cápsulas una vez las tomabas durante el día tenían reflujo, cosa que con las de Om3gafort no pasa y se agradece enormemente. Ahora sé que estaré bien suplementada y sin ese sabor a pescado tan fuerte que me dejaban las otras cápsulas.

Un evento muy interesante ya que pudimos disfrutar las explicaciones y aclaraciones sobre este tema que es tan confuso.

Muchísimas gracias por la invitación, me encantó haber pedido asistir. 🙂