Mes: diciembre 2015

Educar es responsabilidad de todos

Llevo despierta desde las 4:00 de la mañana y aprovechando al máximo el tiempo para ponerme al día en el trabajo, preparando estos próximos días festivos y buscando tiempo para salir a correr a lo largo del día de hoy. Llevo dos días inmovilizada después de un vuelo de más de 15 horas. Pensaba que no llegaríamos nunca. Han sido muchas horas dentro del avión, comiendo para entretener la mente de cualquier manera e intentado dormir. El resultado es un desajuste de todo, pero destaco el jet lag en primer lugar, por supuesto. Las comidas van en segundo lugar, porque claro, si desayunas a las 4:00 a.m. ya vas mal también todo el día y los entrenos ya ni sé donde quedaron en el tiempo. Viene la Navidad y se cruzan un montón de sentimientos. Por un lado, solo oyes lo poco que les gusta en general a las personas la Navidad, por otro lado, hay a quien le hace ilusión y esa ilusión también tiene cabida en este terreno de arenas movedizas, donde los excesos abundan en todos los ámbitos, menos en los saludables, nadie se cuida y menos que nunca en Navidad, fin de año o Reyes. Lejos de dar ejemplo, estoy hecha toda yo un carbohidrato y ya empezándome a sentir mal, mal física y “espiritualmente”. Es un desastre. Pero tiene arreglo, todo tiene arreglo, casi...

Read More

En Tokio, entrenando a mis pulsaciones

Tokio, impresiona y mucho. Es viajar al futuro, donde la perfección, el mimo, la repetición de los gestos, da alma a todo. No hay nada que me deje indiferente, sus calles impecablemente limpias, la exquisita educación de los japoneses, el respeto a los demás, a la comunidad, a dar vida a lo que no lo tiene, hacen de Tokio una ciudad del futuro. Son tantas y tantas personas en un espacio tan reducido que no tienen otra manera de funcionar, o son extremadamente ordenados, respetuosos y educados, sin saltarse nunca las reglas, o esto sería sencillamente inviable. He de...

Read More

Farcellets de col y carne

Esta semana vamos a darnos un poco de margen ya que vienen las fiestas y como lo más importante es no estresarnos, quiero compartir con todos vosotros una receta estrella. Esta receta, si compitiera, sería ganadora sin duda por muchos motivos. No conozco a nadie que no haya caído desmayado con este plato. Es elaborada, yo la suelo hacer por días para no sentir que no salgo de la cocina en tres días, realmente puedes acabar agotada si se hace toda entera el mismo día. Os recomiendo, primero, que la hagáis si tenéis invitados a los que queréis cuidar con mimo y cariño. Segundo, que la hagáis con anterioridad para tenerla lista el día de la cena. Así no da nada de trabajo, (todo el trabajo ya está hecho), podréis disfrutar de vuestros invitados y solo tendréis que ponerla al horno media hora para calentar. Lo suyo es hacerlo en tres días, un día os lanzáis con la salsa, un segundo día escaldáis las hojas de col que se dejan bien secas entre papel de cocina y el tercer día montáis los “farcellets”, los freís y juntáis con la salsa. Desde luego, si necesitáis cualquier aclaración, no dudéis en preguntarme. Buen provecho 🙂 Farcellets de col y carne para 10 raciones Ingredientes para el relleno: •    125 g de miga de pan •    200 g de crema de leche...

Read More

Hábitos y rutinas

La cuestión en sí es como vive cada persona los cambios de hábitos. Por ejemplo, hay personas que para dejar de fumar les basta con leer un libro de “cómo dejar de fumar”, otras necesitan de un tratamiento de pastillas y las menos sencillamente a pelo o con una gran motivación. La realidad es que cambiar de hábitos es algo muy complicado y cuando el tema tiene que ver con la comida puede ser mucho más complejo de lo que nos podemos imaginar. Curris (mi marido), por concepto, no quiere ni de lejos probar nada que no lo tenga testado. Él es de menú infantil y no lo digo con ánimo de burla, le gusta, lo disfruta y creo que nunca cambiará. Casado con una cocinera no os podéis imaginar en casa a veces lo que ha sido. Últimamente el tema está de moda en internet y es fácil encontrar artículos acerca de los cambios de hábitos. Leemos si cuesta mucho cambiarlos, si sólo con 21 días se cambia de hábitos, si se necesitan las ganas, el ánimo y la fuerza de querer hacer algo para cambiarlo…… etc. Se dice que si uno consigue durante 21 días mantener un cambio de hábito se vuelve un nuevo hábito. Pero yo en particular no lo creo que se pueda tomar como regla. Creo que cada uno tenemos nuestros momentos o manías...

Read More