Hace días que no estoy en mi mejor momento. Las defensas se han venido abajo haciéndome entrar en una fase de resfriado permanente sin tregua.

"Delante de las adversidades la mejor táctica es mirar por encima de ellas"

“Delante de las adversidades la mejor táctica es mirar por encima de ellas”

Delante de las adversidades la mejor táctica es mirar por encima de ellas para no enrocarse, prefiero ignorarlas y seguir el camino marcado, en este caso el entreno pautado por Phil. En tu cabeza conviven dos vertientes, la de “entreno a pesar de los pesares, yo soy fuerte, no pasa nada, no por un resfriado sin fiebre voy a dejar de entrenar” y la otra cara de la moneda: “si estoy baja de defensas, mi sentido común me dice que no debería de entrenar, saldré ganando aunque no me lo parezca”.

Y es justo en esta última donde sin vergüenza, ni pena y sin apuros, aparecen los remordimientos que suelen llegar para quedarse y no dejarte en paz con la decisión que hayas tomado respecto a sí entrenas con resfriado o no entrenas. Se sabe que cuando hay un reto marcado en el calendario, es como un tatuaje, está ahí recordándotelo cada día, no existe la opción de que pasen días sin que pienses en él.

Los deberes sean los que sean se han de hacer, con planificación semanal o sin ella, con lo que a uno le apetece hacer ese día de entreno o no, doblando o no entrenos. Cumplir con las horas semanales es lo único que te da confianza para poder afrontar con seguridad (pero sin garantía) el día del Ironman. Da igual, lo que no vale es no hacerlos y esta falta de cumplimiento me torturaba más que el resfriado en sí.

Delante de la duda, de no saber qué hacer, ya que fiebre no ha habido pero sí mucha mucosidad y tos, llamé a Phil.

“Phil I´m desperate, don´t know what to do”

Por suerte Phil me calmó en seguida. “No training” , en el fondo no hay secreto: defensas bajas más entreno no son buenas compañeras. “Tómate la temperatura por la mañana, justo al levantarte, si es menor de 37 grados puedes empezar a entrenar cuando quieras, siempre y cuando te encuentres  mejor y con ganas. “Empieza por caminar una hora”. Así lo hice, el viernes caminé 40 minutos y el sábado fui a nadar media hora.

"Este domingo correré la media maratón de Barcelona"

“Este domingo correré la media maratón de Barcelona”

Tengo el gran privilegio de compartir los “lunes al sol” con Tere Fullana, ella me acompaña en este viaje a Zurich con el método de Phil en directo. Ayer ni nos lanzamos a la piscina, hicimos el entreno fuera del agua. Sigo con una tos un poco considerable, aunque hoy he ido a correr y ya he hecho un entreno normal.

Este domingo correré la media maratón de Barcelona, tengo mucha curiosodad a ver que tal me siento.

¿Vosotros entrenais cuando estáis resfriados o hacéis un parón total aunque sea durante una semana entera?