Más nunca es mejor

Todos sabemos que en el campo del entrenamiento debemos aplicar la carga necesaria y no la máxima posible, sabemos que debemos ingerir los nutrientes estimados según las necesidades diarias y no por aumentar esta cantidad las adaptaciones serán mejores, también sabemos que la recuperación debe ser la adecuada, un tiempo mayor implicaría un descenso del rendimiento, sin embargo aun nos cuesta trabajo comprender que la cantidad de ejercicios y sobre todo su combinación de ser también la necesaria, ejercicios que por separados pueden tener su justificación, si los sumamos no conseguiremos sinergias, sino todo lo contrario.

Debemos tener muy presente que cada ejercicio y contenido persigue un objetivo y que sus adaptaciones se cumplen bajo una serie de circunstancias, circunstancias que no son las mismas para cualquier ejercicio y objetivo. En la imagen se puede observar como se han mezclado en un mismo ejercicio varios componentes que requieren situaciones muy distintas, el resultado es una interferencia de estímulos que lejos de conseguir una mejor adaptación, tan solo conseguirán una limitación entre ellos e incluso alguna posible lesión.

En primer lugar podemos observar como se utilizan unas mancuernas como sobrecarga, suponemos que con el objetivo de mejorar la fuerza, lo contradictorio es realizar este ejercicio sobre un bosu, una superficie que genera gran inestabilidad, cuestión no muy indicada para un objetivo que debería situarse sobre una superficie estable. Mezclar desarrollo de la fuerza con sobrecargas e inestabilidad en un mismo ejercicio y en un caso como en la imagen que busca una puesta en forma y no rendimiento, me resulta muy difícil de comprender y justificar.

Por otra parte, podemos observar que la señora lleva unas tobilleras lastradas en los tobillos… quizás la única justificación es que estuviera alternando ejercicios calisténicos en el suelo con este de la imagen, pero aun así, es una combinación que debería tenerse en cuenta y no permitir que terminase sobre el bosu, de pie, con mancuernas en las manos y las tobilleras. Los lastres en los tobillos los podría ver en algún ejercicio estabilzada sobre el suelo e incluso tumbada para encontrar fuerzas en contra de la gravedad para conseguir una resistencia en el trabajo muscular, pero unas tobilleras en posición de pie con el simple propósito de llevar mas carga encima, me resulta también muy difícil de comprender y justificar.

Por si fuera poco, a toda esta incongruencia la señora presenta un estado ya avanzado de embarazo, que si bien la actividad física le resultará muy beneficiosa, lo cierto es que esta combinación de ejercicios es el menos indicado. El bosu yo no lo veo justificado, si desea trabajar el equilibrio o la propiocepción (aunque para que??) hay multitud de ejercicios en apoyos monopodales mucho mas productivos e interesantes que una sobreestimulación sobre el bosu. El trabajo de la fuerza está bien pero quizás realizar sentadillas con esa presión en el suelo pélvico… lo mismo no es la mejor opción y no debemos dejar de tener en cuenta que el proceso del embarazo es un periodo de ir a menos intensidad y complejidad de ejercicios, no es el momento de trabajar con sobrecargas significativas, el trabajo de autocarga en esta última fase del embarazo es más que suficiente. Me resulta difícil de comprender y justificar tanto entrenamiento complejo e intenso en un tercer trimestre de embarazo.

Pero sin duda el mayor error ha sido el de unir todo en el mismo ejercicio, seguramente bajo la influencia de algún “gurú” del nuevo entrenamiento funcional que se iluminó al contemplar un “todo en uno”. Podría entender un ejercicio sobre el bosu, la practica de la sentadilla con sobrecargas e incluso, la utilización de tobilleras, todos estos ejercicios por separados ordenados dentro de una sesión podrían estar justificados y bien utilizados, pero sin duda el mezclarlos todos en un mismo ejercicio ha sido el gran error.

Mi consejo es que antes de combinar y mezclar ejercicios debes plantearte si mas que generar sinergias y beneficios entre ellos lo único que vas a conseguir es un aumento de la dificultad, una interferencia de estímulos y finalmente una limitación en las adaptaciones. Quizás hacer un simple peso muerto con un balón medicinal sea mas feo y menos espectacular que una combinación de medios inestables, pero creo que debemos apostar por lo simple y por hacerlo sencillo y efectivo más que espectacular y llamativo.

Recuerda… más nunca es mejor

¿Tú qué ves?

Comparte nuestro contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>