Mes: abril 2016

¡Que grande es el tenis español!

Este fin de semana ha sido especial para el tenis español. Las chicas arrollaron en la copa federaciones ante Italia y Nadal vuelve a vencer a lo grande. Los tres partidos que vi, el de Carla Suárez, Garbiñe y Nadal, tienen algo en común: valores. Tres personas ante sus rivales, el desafío, la presión por las victorias tan importantes en Lleida como en Mónaco, el deseo de agradar a una afición que les apoya y valora su esfuerzo, y el coraje y la garra dejándose la piel en la tierra batida. Un tenista es su escaparate. Todo se representa en él, las dudas, la seguridad, la toma de decisiones o la capacidad de concentrarse después del punto de su vida o de la dejada que no entra. En el deporte en equipo respecto al individual, cuando compartes este tipo de cosas con los tuyos, te sientes protegido. Siempre hay alguien para levantarte cuando te caes en medio de un partido. Pero en el tenis, si te caes, te levantas tú, si te equivocas, decides tú, si tienes éxito, lo autorregulas tú. Cuando en un partido de fútbol llevas tres goles en contra a falta de dos minutos, no hay nada que hacer. Pero en el tenis, todo es posible. Después de ver un segundo set tan disputado y duro psicológica y físicamente hablando, ¿quién se imaginaba a un enorme...

Read More

Tres desventajas de trabajar en equipo

Siempre se habla de los aspectos positivos que tiene trabajar en equipo. El equipo enriquece, te protege, te forma, te acompaña y cohesiona. Permite aprendizajes mutuos que de otra manera no tendríamos. En las empresas invierten lo indecible para que sus trabajadores aprendan a trabajar en equipo como se hace en el deporte. Desde fuera, todo el monte es orégano. Vemos cómo un equipo deportivo trabaja remando en la misma dirección y concluimos que debe ser genial formar parte de algo así, sentir la pertenencia y conseguir resultados. Tener un compañero cerca es un consuelo. Es difícil trasladar el...

Read More

Con fantasear no basta

Los estudios de Oettingen sobre el poder de las fantasías en la consecución de objetivos han demostrado que fantasear con lo que deseas puede hacerte sentir bien, pero no es suficiente para alcanzar la meta. Es más, muchos de los que fantasean con un mundo maravilloso y visualizan que consiguen lo que quieren, dejan de esforzarse ninguneando el trabajo que requiere el objetivo. Fantasear es un paso, elaborar el plan perfecto, el segundo. En un estudio de Richard Wiseman (59 segundos, ed. Integral) se estudió cuáles eran las estrategias que las personas utilizaban para conseguir sus metas. De las...

Read More