12045786_917085145052740_3362775148172645287_o

“La planificación es una tarea que de una forma coherente y realista, marca el camino y guía el proceso para alcanzar el mismo”

Nuevo año, nuevos propósitos y también nuevos retos deportivos ilusionantes. Pero para que la ilusión no se transforme en frustración, con el paso de los meses, necesitamos un plan individualizado y realista. Cuando nos marcamos un objetivo o reto deportivo, la planificación es una tarea, mitad teórica, mitad práctica que, de una forma coherente y realista, marca el camino y guía el proceso para alcanzar el mismo.

En general, todos los triatletas de alguna forma están inmersos en un proceso de programación del entrenamiento para alcanzar los objetivos marcados. Esta planificación puede ser muy básica e incluso improvisada sobre la marcha, pero si lo que buscamos es la mejora del rendimiento, habrá que organizar de forma óptima los entrenamientos para producir mejoras, y siempre adecuándolo a la situación personal de cada deportista.

Para aquellas personas que se inician en el mundo del triatlón y quieran debutar en el mismo, bastará con marcar un objetivo realista y planificar la duración del plan de entrenamiento, así como las sesiones a realizar.

Para aquellos triatletas que ya tengan una gran experiencia en triatlón, la planificación lógica sería se marcarse dos o tres objetivos importantes en el año y otras competiciones secundarias, que no requieren una puesta a punto especial y que serán tomadas como un entrenamiento de calidad, al mismo tiempo que nos servirán para seguir manteniendo la motivación en el entrenamiento.

Antes de plasmar sobre el papel una programación realistas, debemos tener en cuenta los siguientes parámetros, que nos darán las claves para elaborar una planificación correcta, realista e individualizada:

1º PROGRAMAR:

  • Horas totales disponibles en cada semana, importante tener en cuenta la conciliación con el trabajo y la familia
  • Tener en cuenta los dias especiales por vacaciones, posibles concentraciones o entrenamientos en grupo. Aprovechar estos días para entrenar mejor y descansar de forma adecuada.

2º MEDIOS DE LOS QUE DISPONEMOS Y SESIONES POSIBLES

  • Medios y horarios disponibles en instalaciones, material, tiempo en desplazamientos.
  • Diseño de la SEMANA TIPO con las sesiones de cada segmento. Por ejemplo: 3 sesiones de natación, 3 sesiones de carrera, 2 sesiones de bici y 1 sesión de gym.

3º CONTROL, SEGUIMIENTO Y PREVENCIÓN

  • Importante saber si el entrenador estará en todas o en algunas sesiones presenciales, o por el contrario no estará en ninguna, con lo que el feedback entre de entrenado y entrenador, adquiere un papel importante.
  • Disponibilidad de fisioterpaeuta y algunos controles medicos rutinarios, como analiticas y pruebas de esfuerzo.
  • También adquiere importancia el registro de la sesiones en un diario de entrenamiento, asi como el registro de las marcas y sensaciones en el entrenamiento.

La planificación anual en triatlón debe adecuarse:

  • AL TRIATLETA: considerando la edad, experiencias previas, niveles de entrenamiento (trabajos máximos en cada segmento, asi co
    TRAIN2go

    “La planificación anual debe adecuarse al triatleta, a los objetivos de competición y al plan plurianual”

    mo la valoración del rendimiento en cada uno de ellos), capacidad de asimilación de los diferentes tipo de cargas, entorno, clima, compañero y posibilidades reales de poder realizar el programa

  • A LOS OBJETIVOS DE COMPETICIÓN: establecer plazos realistas para afianzar las cargas de entrenamiento y favorecer supercompensación. Adecuar entrenamientos, simulando la propia competición y características de la misma (sobre todo en pruebas de larga distancia). Es importante que la planificación pueda ser flexible y moldeable, y que a pesar el gran objetivo competitivo, puedan establecerse objetivos diversos que ayudarán a la consecución del objetivo importante.
  • AL PLAN PLURIANUAL: no debemos olvidarnos, sobre todo los triatletas con experiencia, que los años de entrenamiento suman y el cuerpo los “recuerda”, por eso tendremos que echar la vista atrás y tener en cuenta las temporadas previas, así como también las futuras, para confeccionar un plan de entrenamiento individualizado, acorde a nuestros objetivos e incidiendo en aquellos parámetros en que el triatleta tenga aún, margen de mejora.

Existen diferentes modelos de planificación de entrenamiento, desde lo modelos clásicos y tradicionales (planificación tradicional de Mateveiev) a los modelos contemporáneos (cargas acentuadas o bloques, cargas concentradas (ATR) y formas mixtas y combinadas). Para elegir una forma de planificación u otra, debemos tener en cuenta la experiencia del deportistas, así como los objetivos planteados en esa temporada.

El modelo que recomendamos para las personas que se inician en nuestro deporte es el modelo tradicional, que nos va a permitir una gran cantidad de trabajo general. A continuación os detallaremos las etapas de este tipo de planificación:

PERIODO PREPARATORIO: La dirección básica del entrenamiento en este periodo es la formación de condiciones básicas para la preparación posterior, más especializada y concentrada. Dicho periodo se divide en:

  • Fase de preparación general: El propósito fundamental de esta fase es asegurar una base funcional general para otros entrenamientos más específicos, lo que puede traducirse en mejor condición física. El contenido del entrenamiento incluye generalmente ejercicios aeróbicos específicos y no específicos.
  • Fase de preparación específica: Persigue crear las bases de las capacidades motoras y técnicas de acuerdo con los requerimientos específicos de cada uno de los segmento en nuestro deporte (natación, ciclismo y carrera a pie)
images

“Plantéate siempre metas claras y factibles”

PERIODO COMPETITIVO: El entrenamiento en este periodo está dirigido al desarrollo del rendimiento deportivo mediante competiciones y simulaciones de la situación específica de competición. Puede dividirse a su vez en:

  • Fase competitiva temprana: Se busca desarrollar las capacidades específicas motoras y técnicas. Se sugiere que el triatleta participe en un buen número de competiciones a modo de entrenamiento.
  • Fase de competiciones principales: El entrenamiento debe caracterizarse por elevados niveles de intensidad y similitud a la competición.

PERIODO DE TRANSICIÓN: El propósito de este periodo es la renovación de las reservas de adaptación del deportista, esto se logra por la interrupción del entrenamiento que involucre cargas elevadas y facilitando los medios oportunos de recuperación.