IMG-20150607-WA0004

“La edad está en la cabeza y aquellos que os sintáis jóvenes, seguiréis siéndolo siempre”

La vida deportiva de los triatletas no acaba cuando se abandona la alta competición. Es más, hay muchos deportistas que descubren el triatlón a partir de los 40 años. Éstos ya no van a acudir a unos Juegos Olímpicos pero también pertenecen de pleno derecho a la gran familia del triatlón. La edad está en la cabeza y aquellos que os sintáis jóvenes, seguiréis siéndolo siempre, solo hay que adaptar entrenamientos y seguir disfrutando como cuando tenias 20 años menos. ANIMO A TODOS!!!

Mi secreto con la gente que entreno, está en la variedad, la motivación y sobre todo el poder trasmitirles mi experiencia como triatleta desde hace más de 20  años. Por ello, aquí van algunos consejos, que yo sigo con mis “pupilos”, para seguir practicando triatlón y disfrutándolo, a pesar de los años:

 

  • Uno de los mayores handicaps que se encuentran los triatletas cuando llegan a cierta edad, es la natación, la mayoría vienen de otros deportes y adaptarse al medio acuático les resulta, en algunos casos, un verdadero infierno. A ciertas edades es difícil cambiar una técnica ya asentada durante mucho tiempo, con lo cual lo que debemos intentar es llevar la técnica la nadador y no al revés. Es necesario hacer las correcciones adecuadas, pero no intentar cambiar toda la técnica, porque lo único que podemos conseguir es que haya una regresión y la motivación baje. Para mi es más importante en estas edades hacer más sesiones de natación con pocos metros, que pocas sesiones de muchos metros, la adaptación al medio acuático es mucho mejor y se mejoran las “sensaciones” con el agua. Con esto no quiero decir que no debamos meter también alguna sesión larga, de 3000 metros aproximadamente. Creo que llegadas estas edades no es tan importante el salir con el grupo de delante, sino el poder salir más relajado del agua y en buen estado para poder afrontar el segmento de ciclismo y carrera a pie.
  • Es importante también en el segmento de natación, el trabajo en seco con elásticos, simulando la brazada, fundamental para la posterior adaptación en el agua y el uso del “theraband”, una bandas elásticas que sirven de uso terapéutico y que van muy bien para realizar ejercicios de calentamiento y fortalecer la musculatura del hombro, lo que nos va a prevenir de muchas lesiones.

    PC290731

    “La bici de carretera y la de montaña, con su variedad, nos marca un entrenamiento que siempre es bueno sea cual sea la edad”

  • Sobre las dos ruedas, la bici de carretera y la de montaña, con su variedad, nos marca un entrenamiento que siempre es bueno. Yo casi siempre recomiendo el trabajo en grupo, pero cuestiones del guión, entre semana es más complicado salir en bici y suelo trabajar el rodillo, aprovechando estas sesiones para el trabajo de cadencia, de conciencia del pedalo y de fuerza, es una buena forma de controlar la técnica y el trabajo de intensidad. Las salidas largas las reservo para los fines de semana y tan bueno es meterse 4 horas en bici para el buen desarrollo de la resistencia , como las paradas rutinarias para tomarse una coca-cola, una barrita y echarse unas risas antes de volver a sentarse sobre el sillín y afrontar la última parte del entrenamiento dominguero. No debemos olvidar que con la edad vamos menguando y esta cuestión la debemos de tener en cuenta en el momento de considerar las medidas de la bici y la altura del sillín. Debemos de estudiar y encontrar nuestra postura particular y luego entrenarla para poder pasar unas cuantas horas sobre la bici de la forma más comoda.
  • El segmento de carrera pie es el tramo más difícil de entrenar y quizá el más personal, ya que es en el segmento que llegas al final de la prueba y ahí se refleja todo, “LA META”. Desde mi punto de vista es el segmento más lexivo, esto debemos tenerlo presente, ya que a ciertas edades las articulaciones ya no aguantan tanto como cuando éramos un poco más jóvenes. Las sesiones que yo recomiendo no superan la hora de entrenamiento, salvo alguna excepción. Una cosa muy importante que recomiendo, es no ahorrar en zapatillas y si es preciso hacerse un estudio de la pisada, pues a veces muchas de las lesiones que tenemos vienen por unas zapatillas desgastadas o que no son las adecuadas para nuestra biomecánica plantar.
  • Al trabajo en el gimnasio le doy mucha importancia, no lo abandono en todo el año, lo trabajo en forma de circuito y trabajo tanto el tren inferior como el superior. A principio de la temporada suelo trabajar por tiempo, lo que me permite trabajar con poco peso y muchas repeticiones. Según avanza la temporada, trabajamos por repeticiones, aumentando el peso gradualmente y de esta forma disminuimos el número de repeticiones. No nos debemos de olvidar del trabajo de abdominales, lumbares y flexibilidad, que nos va a permitir afrontar los entrenamientos con muchas garantías de no lesionarse
  • Otra cosa muy importante en estas edades es el descanso, pues no recuperamos igual de un entrenamiento con 20 años que con 50, yo suelo dejar un día a la semana de descanso total, para que desconecten, hagan otras cosas y afronten una nueva sema
    C. gallegos verano1

    “La planificación anual de los triatletas de grupos de edad, debe de ser moldeable, debe tener cabida todo lo que os apetezca hacer”

    na de entrenamiento con más ganas. Yo soy de las que recomiendo que ante la duda…………DESCANSO, es decir que si un día estamos muy cansados, por el estrés laboral, familiar, etc, lo mejor en estos casos es descansar, porque muchas veces un entrenamiento en malas condiciones suele ser más perjudicial, que darse una ducha y disfrutar del periódico y del relax del sillón, de veras, escuchar a vuestro cuerpo que muchas veces nos quiere hablar y recomendar lo mejor en cada caso, pero nosotros la mayoría de las veces hacemos oídos sordos.

  • Desde mi punto de vista la planificación anual de los triatletas de grupos de edad, debe de ser moldeable, debe tener cabida todo lo que os apetezca hacer, siempre dentro de unos limites. Los objetivos los ponéis vosotros, lo importantes es que el entrenamiento sea una forma de evadirse de la rutina diaria y la competición os permita liberación y diversión.