Ecotrimad Nacho_baja

“Dedica tiempo a colocar en el área de transición todo lo que necesites para el desarrollo del triatlón”

Cualquier deportista que mantiene su especialidad deportiva durante muchos años, hace que su experiencia sea irremplazable. Poco a poco, cosechas mejoras o inventas un gran número de trucos que te harán ganar tiempo, evitarán que te canses y te facilitarán la práctica de tu deporte. El Triatlón, al ser tres deportes, requiere una experiencia tres veces mayor si se quiere dominar la especialidad.

Para que te ahorres perdidas de tiempo y nervios inútiles, aquí te muestro unos trucos para afrontar con éxito tus triatlones. Tómate tu tiempo para descubrirlos y aplicarlos al entrenamiento diario, para que el día de la competición sea lo más eficaz posible.

Antes de la competición

  • Si se usa traje de neopreno, éste debe estar muy pegado al cuerpo. El agua debe penetrar ligeramente en el interior para alcanzar nuestra temperatura corporal. Evita que el agua circule demasiado fácilmente, puesto que podría impedir que se calentase tu cuerpo.
  • Para que ponerte el traje te resulte más fácil, ayúdate con una bolsa de plástico, que te colocarás en pies y manos, sobre la cual deslizarás el neopreno.
  • Para sacar el traje más fácilmente, tras la natación, se recomienda untar con vaselina las zonas de rozamiento: cuello, axilas, tobillos y muñecas, antes de ponerte el neopreno.
  • Para evitar ponerse nervioso a la salida del agua, memoriza sus gestos: desenganchar el velcro del neopreno, agarrar la correa de la cremallera, bajarse el neopreno hasta la cintura antes de llegar a la transición, etc…

    tri-de todo. (56 de 363)

    “Las gafas de natación son muy recomendables para mejorar la visibilidad y evitar las irritaciones, elige la que mejor se ajusten a tu cara”

  • Las gafas de natación son muy recomendables para mejorar la visibilidad y evitar las irritaciones. Elije unas gafas con campo de visión amplio, que tenga separación nasal ajustable y a ser posible que estén provistas de caucho, espuma o silicona que se adapte perfectamente al contorno de ojos, esto amortiguará los frecuentes golpes que se suelen producir en las salidas de una competición.
  • Para evitar que las gafas se empañen, escupe sobre el cristal interior y frota con la saliva, luego enjuágalas con agua clara. No intentes secarlas, pues podrías rayarlas.
  • Para evitar perder las gafas en el barullo de las salidas, colócalas bajo el gorro, de esta forma las recuperarás a la llegada.
  • Si temes el frío, nada te impide ponerte un gorro de silicona (más grueso que el de latex) bajo el que te proporciona la organización.

 Preparación del material de ciclismo

  • Antes de colocar tu bicicleta en el área de transición, analiza los primeros metros del recorrido ciclista, a fin de colocar el desarrollo correcto en la bicicleta. Para ganar tiempo y para mejorar tu transición, es recomendable fijar las zapatillas de ciclismo a los pedales y correr con los pies descalzos hasta la zona de montaje en la bicicleta.
  • Después del área de transición, empezará la prueba ciclista con los pies sobre las zapatillas de ciclismo, lo que te permitirá pedalear para propulsar la bicicleta, una vez la hayas lanzado y en terreno llano, podrás calzarte las zapatillas. Esta técnica puede parecer peligrosa, pero con la práctica, ganarás preciosos segundos ¡El Triatlón a veces se gana o se pierde en las transiciones!. Para colocar las zapatillas de ciclismo horizontales sobre los pedales, utiliza unas gomas que atarás desde la parte trasera de la zapatillas hasta el cuadro de la bici o soporte del bidón, de esta forma te resultará fácil poner el pie sobre la zapatilla fijada al pedal y montarte en la bicicleta. Al primer golpe de pedal, dicha goma se romperá y podrás lanzar la bicicleta.

    Azanza-02

    “Al final del recorrido ciclista, descálzate y termina los últimos metros de la prueba con los pies sobre las zapatillas de ciclismo”

  • Al final del recorrido ciclista, piensa en descalzarte para terminar los últimos metros de la prueba, los pies sobre las zapatillas de ciclismo, y disponte a saltar con los pies descalzos. De esta forma, alcanzarás de forma rápida, el lugar donde calzarte las zapatillas de correr.
  • El cuadro de la bicicleta resulta un buen soporte para colocar las barritas o geles que nos avituallarán en este segmento, se recomienda abrir a medias los embalajes, para evitar hacer equilibrios al intentar ingerir bocado.
  • El casco es obligatorio durante la competición (y muy recomendable durante los entrenamientos), su tamaño y el reglaje son muy importantes. Si no se ajusta bien, el casco pierde parte de su utilidad, en caso de caída.

Preparación del material para la carrera a pie

  • Para ganar tiempo y facilitar la transición bicicleta/carrera, sustituye los cordones clásicos, por cordones elásticos circulares. Una “tanca” para cordones te facilitará el reglaje de la tensión. De esta forma evitarás detenerte para atarte los cordones.
  • Durante la carrera a pie, son frecuentes los rozamientos y calentamiento de los pies. Para prevenirlo, espolvorea con talco las zapatillas o úntalas con vaselina, en el interior, a la altura de los talones o de la planta del pie. Esta técnica también es útil para las zapatillas de ciclismo. Es aconsejable que acostumbres las zapatillas a tus pies antes de la competición, ¡este no es el mejor día para estrenarlas¡ . Se recomienda usar calcetines en pruebas de larga distancia, ya que con ellos podemos evitar las temidas ampollas, que suelen salir cuando el pie está húmedo y caliente.
  • Si hace sol es indispensable una gorra clara, que nos protegerá del sol
  • Se recomienda llevar gafas durante la carera, para evitar las agresiones del sol, los insectos y el polvo.
  • Para optimizar las transiciones, coloca el dorsal sobre una cinta elástica (si es plana, mucho mejor). Durante el segmento de ciclismo, el dorsal debe ser visible por la parte trasera y durante la carrera a pie por la parte delantera.

Durante el Triatlón

  • Calienta en los tres deportes: un poco de bici para comprobar que todo va bien, un trote ligero y termina con la natación, realiza alguna progresión corta (seis veces entre 5” y 15”) para aumentar el ritmo cardiaco.
  • Una vez dada la salida, pon en práctica las adquisiciones y automatismos aprendidos durante el entrenamiento.
  • La posición horizontal durante el segmento de natación, así como el trabajo de brazos para la propulsión, dificulta el paso a la posición vertical y salida del agua. Para evitarlo, aumenta y amplia el batido de piernas en los últimos metros de la natación, con el fin de llevar la sangre a la parte inferior del cuerpo.
  • Se recomienda visualizar las transiciones durante los últimos minutos de cada segmento. Durante los últimos 50 metros de natación, repite mentalmente los gestos y trayecto que deberás recorrer entre la salida del agua y la salida en bicicleta. También es necesario haber localizado el lugar donde se encuentra la bicicleta en los boxes, así como el sentido de la circulación en el área de transición. Durante los últimos metros del segmento ciclista, efectúa mentalmente los gestos de la transición, sacar los pies de las zapatillas de ciclismo, colocar la bicicleta en tu lugar en el área de transición, quitarte el casco, calzarte las zapatillas de correr y girar el dorsal sobre el vientre mientras te diriges al circuito de carrera.
  • Se recomienda cambiar el desarrollo de la bicicleta en los últimos metros del segmento ciclista, para de esta forma hacer rodar más fácilmente las piernas, en especial cuando los pies están sobre las zapatillas de ciclismo.
  • El primer kilómetro de la carrera a pie puede resultar muy duro, para cualquiera que no este acostumbrado a este tipo de esfuerzo. Intenta no salir muy rápido o con grandes pasos. Inicia la carrera con pasos pequeños y buena frecuencia. Piensa en respirar profundamente e intenta relajar los trapecios (estos músculos sufren bastante durante el segmento ciclista). Podrás alargar el paso de forma progresiva para alcanzar tu ritmo de carrera.

    Azanza-06

    “Protégete del sol con una gorra o visera y avituállate de forma regular”

  • Avituállate de forma regular. No debes esperar a tener hambre o sed para comenzar a tomar agua o bebidas energéticas.
  • Hidrátate también por vía externa: esponja, ducha con vaso de agua, etc.