Cosas que no cambian

Cosas que no cambian

Cosas que no cambian

Después de dos meses de parón, que es el tiempo que me ha llevado terminar el nuevo cuento de Tina, retomo poco a poco el entrenamiento del tren superior para volver a escalar. Y entre tanda y tanda de pared, aprovecho las buenas condiciones en que las lluvias han dejado los pantanos para irme a remar con un amigo de toda la vida. Con Miquel de Kontiki hice mi primera salida oficial  de España, haceeeeeeee……………..hace mucho. Escalamos el Toubkal (la cumbre más alta de Marruecos con 4.167m), yo tenia 18 años y pagué mi viaje con especies………… le pinté su  Land Rover con ilustraciones de aventura para su empresa. Él sigue con ella: Kontiki, yo sigo ilustrado, y los dos seguimos amando cualquier deporte que tenga que ver con el aire libre, y cualquier excusa es buena para vernos una o dos veces al año. Da gusto sentir que hay cosas que no cambian; la montaña, él y yo seguimos igual…….………bueno casi.

Comparte nuestro contenido

Un pensamiento en “Cosas que no cambian

  1. Hay cosas que no cambian y sensaciones que hacen estar a gusto, la naturaleza es algo que no se compra, se siente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>