05 Araceli Segarra Goulotte Boivin Dome de NeigeEs lo que tiene la tecnología, antes cogías los bártulos cuando tenías vacaciones y te ibas a los Alpes a esperar a que Thor, el Dios del trueno, hubiese decidido irse de vacaciones a la playa para que así tu, pudieras escalar tranquilamente sin el marrón encima. Si Thor había coincidido contigo en gustos, pues nada, te quedabas esperando en el hotel, la furgoneta o el camping en el que hubieras decidido instalarte a que amainase la tormenta.

Ahora no, ahora ya solo vas si la meteo es buena, sino, para esperar mejor te quedas encasa comiendo rosquillas o mejor aún, te vas a la playa.

El otro día, gracias a la tecnología, vimos un hueco de buen tiempo, información en un blog de buenas condiciones en la montaña de nuestros sueños, y con el móvil llamamos al jefe para decir que estábamos enfermos y no podíamos ir a currar.

Un viaje relámpago  de tres días.

Salimos de casa por la mañana, condujimos todo el día, llegamos al parking del lugar en cuestión y a las 21:00 a dormir. A la 01:30 diana, nos pusimos en marcha a las 02:30, 1200 m de aproximación y 800 m de vía. 19 horas non stop. Llegamos de regreso al parking a las 20:30. Cenita y adormir. Al tercer día regreso en coche, eso sí, con dolor en todo el cuerpo, pero como siempre, con el alma feliz y una sonrisa de oreja a oreja por el botín conseguido.

Nuestro delito: un bellezón. La Goulotte Boivin al Dôme de Neige des Écrins. ED/V 5+. Una vía esplendida y excepcional. Muy difícil de proteger, por lo que la primera parte escalamos sin cuerda y los tramos superiores de cascada más difíciles, creo que era psicológica.  Hubo frio y spindrift, que más se puede pedir para la que dicen que es la Goulotte más difícil de los Alpes, y que raramente se encuentra en condiciones.

Os dejo el Movescount  y una fotillos