Autor: Ángel Sanz

El buen entrenador es el que va más allá

Echadle un vistazo a esta foto. Para los que no estéis muy puestos en el inglés, la traducción de la frase es: “la distancia entre ganar y perder”. Cualquiera que haya estrenado a cualquier nivel entiende perfectamente lo que está pasando ahí. Todo el mundo tiene que pisar la línea antes de cambiar el sentido y el listo de turno se permite el lujo de no llegar antes de dar la vuelta. Eso, que es insignificante a efectos de metros recorridos o esfuerzo realizado, sin embargo es lo que marca la diferencia. No porque vaya a estar mejor o peor preparado físicamente, sino porque muestra una falta de compromiso con el equipo, con el entrenador, con las normas pero sobre todo con uno mismo. No llegar a pisar la línea envía el mensaje de que lo importante para ti no es el proceso sino el resultado. Que quieres quitarte este ejercicio de encima y que vas a racanearle lo que puedas para que pase lo mejor posible. Y no te das cuenta de que ese paso extra, esa repetición de más, esos segundos de regalo o ese ejercicio al final es el que demuestra que estás comprometido con tu objetivo. Sea el que sea. Y el mensaje no es el que envías a los demás. Es el que te envías a ti mismo pero que no quieres escuchar. Yo...

Read More

Somos mucho más

Hablando hace poco con mi entrenadora sobre los planes de entrenamiento y cómo mejorar mi rendimiento, me decía: “Ángel, el plan de entrenamiento es relativamente fácil. El problema real es que hay que preparar el cuerpo para que pueda hacerlo sin dañarse y eso es una historia totalmente diferente”. Yo no entendía muy bien lo que me quería decir, pero el ejemplo que puso me aclaró todo: “Mira, es como aquellos que entrenan en el gimnasio o en la calle y se meten mucha caña. Se van a casa encantados, habiendo sufrido pero con la sensación de que han avanzado mucho. De repente, van a coger la bolsa de la compra y se lesionan la espalda o el brazo, o el hombro… y dicen: pues no lo entiendo, con lo fuerte que estoy en el gimnasio y con esta tontería me he quedado en el dique seco”. Y continua “claro, porque no han preparado el cuerpo para tantan tensión y aunque no se han lesionado en el gymnasio, el cuerpo estaba esperando cualquier esfuerzo para romperse. Bien sea una bolsa o un mal apoyo al levantarte de la cama” Al final, te das cuenta de que este tema de estar bien o rendir al mejor nivel posible no es cuestión de trabajar en un área exclusivamente. Cuando tienes un buen nivel de carrera, tienes que trabajar la fuerza porque...

Read More

Importarte lo suficiente como para no importarte

Jordan Spieth ganó el US Open de golf hace una semana. Eso no es nada sorprendente en si mismo. Un gran jugador siempre tiene opciones. Pero si le añades que hace poco más de dos meses también ha ganado el Masters de Augusta siendo uno de los 6 jugadores que lo han conseguido en toda la historia del golf ya empieza a ser algo extraordinario. Pero si encima os digo que Spieth sólo tiene 21 años… la cosa ya va tomando tintes de super hazaña, de talento descomunal, de dedicación temprana, de sacrificio de la familia por nutrir y potenciar un niño con capacidades espectaculares que tiene un sueño y que vive y respira por su deporte desde que tiene uso de razón. Pues esto no es así. Bueno, sí que es así que un chaval de 21 años ha ganado los dos grandes y sí es verdad que adora el golf y que para llegar a ese nivel hay que sacrificarse y dedicarse, pero lo que no es verdad es que Spieth haya conseguido su nivel por una dedicación temprana y exclusiva al golf. Más bien todo lo contrario. Jordan Spieth se enamoró del golf muy joven. Ya con 4 años estaba dándole a la bola aunque no se puso en serio hasta los 8 que vio el campo de golf desde la piscina del club. Cuando cumplió...

Read More

Para rendir: Medita

Hace unos años que en el deporte de élite se trabaja con psicólogos deportivos. Hace ya tiempo que nos dimos cuenta que, en nuestro mundo, una vez se llega a arriba, la diferencia no está en el nivel técnico, en el físico ni en el táctico. Como decía Rafa Nadal, “cuando ves entrenar a los 200 mejores del mundo, prácticamente no puedes apreciar la diferencia entre ellos”. Es en la competición donde se ve al que es capaz de sacar el máximo a su talento a través una buena gestión de la cabeza. La manera tradicional de gestionar esa parte psicológica se centra en potenciar que el deportista intente controlar o deshacerse de pensamientos o sentimientos desagradables. Incluso, a veces lo hace actuando de manera que no está alineada con lo que se pretende conseguir con tal de evitar esos pensamientos dañinos. En verano de 2013, en la Universidad George Mason en EEUU, el prestigioso equipo de baloncesto de la primera división de la NCAA dio un paso más allá. El equipo se sometió a un estudio sobre los beneficios de la intervención basado en la conciencia plena. Ese estudio tenía como objetivo demostrar que un planteamiento enfocado en traer la atención consciente al presente puede ser más efectivo para el rendimiento deportivo que el planteamiento tradicional de la psicología deportiva. En el ámbito más tradicional, se trabajaba la...

Read More

¿Para qué se inventa el deporte?

Cuentan que el baloncesto se inventó en un colegio. Fue creado por la necesidad de realizar alguna actividad física bajo techo durante el frío invierno de Massachussets. El lugar exacto fue la Escuela YMCA, el año 1891 y la mente brillante fue la de James Naismith un profesor de Educación Física de la Universidad de Illinois. Su idea se basó en la evolución de un juego de niños (“duck on a rock”) que consistía en lanzar piedras a objetos que se colocaban en una roca. Naismith pidió que le fabricaran unas cajas de 50 cm pero lo único que consiguió fue unas cajas de melocotones que colgó en las barandillas del gimnasio. Luego les puso unos tableros para que no interfirieran los espectadores que caminaban por las galerías superiores donde estaban colgadas las cestas. Como sólo tenía 18 alumnos, inicialmente los equipos eran de 9 y jugaban todos a la vez. Eso evolucionó a 7 por equipo para quedar más tarde en los 5 que conocemos hoy en día. También lo de la caja de melocotones que tenían una tela para recibir el balón evolucionó a aros metálicos con la red agujereada que conocemos hoy en día. Por otro lado, esta semana me han contado una historia muy interesante sobre el origen del rugby. Yo conocía la historia que se puede encontrar en wikipedia. Que en 1823, un estudiante de...

Read More

Categorías