1417424450_extras_noticia_foton_7_0

Los hermanos Gasol hacen historia. Es la primera vez que unos hermanos son titulares en un All Star de la NBA. No es solo una hazaña de ámbito mundial, es que van subiendo el nivel del baloncesto y del deporte español a niveles que sólo podremos valorar cuando tengamos un poco más de perspectiva.

He leído un montón sobre ellos y ahora todo el mundo habla de su dominio pero… ¿alguien se ha preguntado por qué ahora?. ¿Por qué tan tarde?. Pau Gasol tiene 34 años y Marc cumple 30 la semana que viene y es ahora cuando parece que han alcanzado la cima de su carrera y están dominando en la mejor liga de baloncesto del mundo. Yo tengo una teoría al respecto. Pero antes os voy a contar algo.

El baloncesto norteamericano ha ejercido y ejerce una tiranía en el baloncesto mundial. No hay quien les gane. La razón principal del dominio ha sido la supremacía física de los jugadores de EEUU. Ésta ha sido tal, que se han paseado por los campeonatos del mundo y los Juegos Olímpicos llevándose las medallas de oro casi sin despeinarse y permitiéndose el lujo de cambiar los miembros de sus equipos nacionales casi por completo sin sentirse amenazados respecto al resultado.

Tener superioridad física te permite hacer un movimiento unas décimas de segundo más rápido y lanzar sin oposición. Tener superioridad física te permite saltar una décima de segundo antes y unos centímetros más alto y por tanto agarrar el rebote. Tener superioridad física te permite un movimiento lateral más ágil y rápido que no deja que se te escape tu oponente. Te permite recuperar una posición perdida para evitar una canasta, te permite no cometer faltas para defender. Te permite mantener tu posición inamovible y te permite realizar los mismos movimientos con la mitad de esfuerzo. Tener una superioridad física te permite rendir a un alto nivel sin necesidad de alcanzar un alto nivel técnico.

Sin embargo, las distancias con respecto al baloncesto europeo se han ido reduciendo con los años. Los norteamericanos se han ido llevando algunos sustos y se han dejado alguna pluma en el camino. La razón principal es que el “baloncesto del resto del mundo” se ha dado cuenta de que la única manera de acercarse es trabajar el aspecto físico además del técnico. Es más, cuando los mejores europeos van llegando a la NBA, llegan con una base técnica más sólida que los norteamericanos que, en igualdad de condiciones físicas, hacen que grandes referencias como Kobe Bryant declaren abiertamente que “los jugadores europeos son técnicamente mejores”.

Los hermanos Gasol tienen un talento incontestable. Pau más que Marc pero los dos son unos fenómenos. Sin embargo, también han ido a la NBA otros con el mismo talento o más como Juan Carlos Navarro o Rudy Fernández y no han tenido tanto éxito. La razón principal es que no estaban comprometidos con el trabajo físico y no podían competir a un alto nivel durante un largo período de tiempo. Podrían haberse quedado y probablemente habrían tenido sus minutos, pero nada parecido a los niveles de rendimiento de los hermanos Gasol.

Marc ha tardado más en madurar que Pau. Y es que Marc ha tardado más que Pau en comprometerse con su físico. En sus primeros años en Memphis le llamaban “Mac” Gasol en referencia a su afición por las hamburguesas en MacDonald´s y su salto de calidad ha coincidido claramente con su evolución física que probablemente ha coincidido con su madurez personal y como deportista. Solo tenéis que ver la evolución en la foto más arriba. Marc lo tenía dentro pero su cuerpo no le permitía sacarlo. Por otro lado, Pau no solo se dedicó a formar su físico desde el principio sino que últimamente ha ido más allá y, además de su estricto plan físico que lleva implementando varios años, ha incorporado a un fisiólogo a su equipo para subir otro nivel si cabe.

Jim Loehr, un experto mundial en alto rendimiento profesional y deportivo, definió en su día la pirámide del rendimiento basándose en 4 tipos de energías: el pico de la pirámide era la energía espiritual, debajo la energía mental, debajo de ésta la energía emocional y la base de la pirámide sobre la que se construye todo es la energía física. Si no se tiene la base física, el resto… no tiene sentido.

La respuesta a la pregunta de por qué los hermanos Gasol están a este nivel ahora es que es ahora cuando los dos han demostrado que un compromiso con su energía física les permite alcanzar cotas de rendimiento que no imaginaban (ni ellos ni nosotros). Pero no hace falta ser los Gasol para experimentar esto. Cualquiera de nosotros podemos vivirlo.

Podemos tener la capacidad, el conocimiento, el equipo y los recursos para rendir al máximo nivel profesional o personal pero no acercarnos porque no tenemos solidez en la base que es nuestro cuerpo. En cuanto mejoramos nuestro estado físico, adquirimos esa chispa que nos hace pensar más rápido, que nos permite ser más ágiles, que nos ofrece la oportunidad de estar menos cansados cuando llegamos a casa y ser más eficientes en nuestro rendimiento en la oficina, fuera de la oficina y en casa. Es un tema de hacer algo de ejercicio, de alimentación, de actividad, de actitud y de propósito. Si tenemos estos cinco elementos presentes y nos comprometemos con ellos, podemos estar jugando nuestro propio partido de las estrellas todos los días!!!

Sígueme en Twitter

Os dejo una canción de Smash Mouth titulada: “All Star”. La primera frase del estribillo lo dice todo. “You´re an All Star get your game on, go play” (Eres un All Star. Saca tu mejor versión. Sal y juega). La verdad es que pone en marcha!!!!

[flash https://www.youtube.com/watch?v=5ZYgIrqELFw]